Unidas por Santander apoya al sector del taxi tras su exclusión de las principales zonas de la ciudad

  • La Confluencia se ha reunido con la Federación Cántabra del Taxi para escuchar sus reivindicaciones de paradas con visibilidad y accesibilidad para los usuarios, tras su reciente exclusión de la Plaza de Italia con las obras de peatonalización.

Unidas por Santander, la Confluencia formada por Izquierda Unida, Podemos, Santander Sí Puede y Equo, ha mantenido un encuentro con la Federación Cántabra del Taxi. En representación de Unidas por Santander, Lydia Alegría y Antonio Mantecón, se han reunido con Manu Andoni Ruiz, presidente de la Federación Cántabra del Taxi, acompañado por Jesús Dionisio Díaz Rodríguez, Vocal en el organismo. Sobre la mesa las reivindicaciones del sector que según dejaron claro “no son nuevas”.

La Federación Cántabra del Taxi ha trasladado a Unidas por Santander “su preocupación por su realidad más inmediata”. Alegan que el anuncio del aterrizaje de Cabify en la ciudad –del que se reafirman en no tener ninguna noticia de diálogo ni de contacto en su llegada a Santander, tal y como expresaron ya en un comunicado remitido- se suma a otros problemas ‘latentes’ como el cambio constante de las paradas de taxi en la Plaza del Ayuntamiento, la calle Alfonso XIII, … y la última en la Plaza de Italia,  una situación que “preocupa y mucho” a los taxistas, tal y como ha podido comprobar Unidas por Santander.

Desde Unidas por Santander, Lydia Alegría y Antonio Mantecón dejaron claro cuál es la postura de la Confluencia: la coalición rechaza el modelo de transporte que pretende imponer Cabify en la ciudad. Unidas por Santander recuerda la importancia del  taxi como “un transporte público regulado así como un sector estratégico, cuya regulación también pretende una rentabilidad social y no solo una rentabilidad económica para el titular de las licencias”. Desde la Confluencia explican que “Cabify pretende apropiarse por completo de ese sector estratégico del transporte público desplazando por completo al taxi”.

En cuanto a los vehículos de arrendamiento con conductor, la Federación Cántabra del Taxi reclama la creación, regulación e inspección de la licencia urbana. Asimismo, dictamina la precontratación del servicio con un mínimo de 12 horas de antelación y vuelta a la base en caso de no existir ningún servicio precontratado. Al respecto, demanda también la prohibición de estacionamiento en la vía pública y la geolocalización a través de aplicaciones.

Desde Unidas por Santander, Lydia Alegría argumenta que: “El sector del taxi sostiene a muchas familias mientras que fomentar otro servicio lo que produce es la uberización de la economía, que se traduce en empleos precarios, temporales y sin apenas garantías laborales”.  Lydia Alegría subraya que: “Nuestra línea de actuación coincide con las reivindicaciones del sector del taxi, que debe ser considerado como un servicio de transporte público de interés general, y como tal tiene que ser declarado, de igual forma que debe fijarse la obligatoriedad de reservar un  VTC con horas de antelación”.

Vehículos sostenibles

Por esa razón, desde la Confluencia insisten en que el tema que tiene que estar sobre la mesa es el de “hacer más fuerte al sector del taxi, con una regulación más estricta que permita esa rentabilidad social, para que el transporte público siga estando al servicio de toda la ciudadanía de Santander y de paso apoyar su sostenibilidad con la ayuda a la implantación progresiva del vehículo eléctrico”.

Precisamente esa es una de las prioridades para el sector del taxi: la transición hacia un nuevo modelo de vehículo más sostenible. Unidas por Santander ha tomado nota de la solicitud de ayudas propuestas para vehículos ecológicos (eléctricos e híbridos) así como para vehículos adaptados a personas con movilidad reducida. Además, los taxistas proponen un concurso y financiación para la implantación de un modelo de vehículo único.

Paradas con visibilidad y accesibilidad

La principal reclamación del sector del taxi es solicitar paradas con visibilidad y accesibilidad por parte del usuario y con facilidad de entrada y salida para los taxis. Desde la federación se sienten “ninguneados” por parte del Ayuntamiento de Santander. La última actuación consistorial que ‘trae de cabeza’ al sector es la eliminación de la zona de paradas de taxi de la Plaza de Italia, con motivo de las obras de peatonalización del entorno.

Manu Andoni explica que: “Nos echan de nuestra ubicación de siempre y nos ofrecen propuestas alternativas desoyendo nuestras peticiones de paradas establecidas con lógica circulatoria, además de proponer que sean visibles y cercanas para el usuario”. Como presidente de la Federación Cántabra del Taxi reconoce que: “Es un suma y sigue en el maltrato al sector. Cada vez nos esconden más. Alejan las paradas de taxi de sus ubicaciones de referencia y nos esconden, cuando no ocupan las paradas instalando los contenedores de la basura. Es un despropósito”.

El sector del taxi reclama la consideración de servicio público así como urge criterios de revisión y aprobación de las tarifas urbanas. También demanda la posibilidad de implantación de precios fijos además de una nueva actualización de la revisión que regula la publicidad exterior.

Información y promoción

Plantean a Unidas por Santander, también desde la federación, la posibilidad de un acuerdo para la movilidad de los trabajadores municipales en taxi. Y demandan que se les tenga en cuenta para la promoción turística nacional y que “no se les obvie en las campañas municipales de promoción”. Alegan que “ni en los mapas turísticos ni en los puntos de información de la ciudad consta la existencia del servicio del taxi, ni sus paradas, en la ciudad por ningún lado”.

El reciente anuncio del bono-taxi por parte del Ayuntamiento de Santander, en el último pleno de la legislatura, por el que se otorgarán ayudas a las personas con discapacidad que no puedan hacer uso del transporte público colectivo para que utilicen el taxi en sus desplazamientos con una partida de 75.000 euros, es la única reivindicación aprobada por el consistorio. Al respecto, la federación subraya “las prisas” en la aprobación de la iniciativa después de haberse solicitado hace dos años.

Compártelo en las Redes



Comentar

Si no introduces tu nombre, el comentario aparecerá publicado por Anónimo.