Utilizamos Cookies de terceros para realizar análisis estadísticos. Aceptas esto si continúas navegando por nuestra web.OK | +INFO

Unidas por Santander trabajará para que la ensenada de la Magdalena-Peligros tenga la consideración y gestión como paisaje cultural

  • La Confluencia siempre ha rechazado la construcción de las escolleras, una obra “agresiva e innecesaria” con el entorno que nunca debió iniciarse.
  • Unidas por Santander recuerda que las conclusiones del informe CEDEX revelan que esa construcción no supondrá el fin a las labores anuales de relleno de arena en la playa, luego el proyecto es “del todo absurdo” además de un enorme “despilfarro económico”.

Unidas por Santander, la Confluencia que se presenta a las elecciones municipales con la unión de Izquierda Unida, Podemos, Santander Sí Puede y Equo, defiende la ensenada de la Magdalena-Peligros ante la “brutal agresión” a la que se ha visto sometida y trabajará desde su programa electoral para que el enclave natural tenga la consideración y gestión como paisaje cultural.

El candidato a la Alcaldía de Santander por Unidas por Santander, Miguel Saro, junto con Lydia Alegría Ruiz se han sumado a la concentración ciudadana promovida por la Plataforma Salvar la Magdalena en defensa del patrimonio paisajístico de Santander.

Unidas por Santander hace hincapié en las “dinámicas naturales de este entorno marítimo” y por consiguiente en “los efectos de los movimientos de arena al otro lado de la bahía, que afectan al sistema dunar de Somo y Loredo”. La propia dinámica de la marea traslada la arena de un lugar hacia otro del Puntal por lo que este tipo de construcciones resultan “agresivas e innecesarias” además de un “enorme despilfarro económico”.

En el último informe elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), en el apartado de las conclusiones finales “el informe no dictamina que la única solución existente sea la instalación de los diques”. Lo que el informe pone de manifiesto es que hay dos alternativas. Una es eliminar la escollera que ya está instalada, puesto que por sí sola es insuficiente, punto que defiende la Confluencia puesto que es lo que «por lógica debiera hacerse» y la otra es terminar la obra, algo a lo que Unidas por Santander se opone rotundamente. El objetivo que debe primar es el de que la zona recupere su aspecto original.

Además, según señala también el informe del CEDEX “va a seguir siendo necesario realizar trabajos de relleno de arena todos los años”. Unidas por Santander sostiene que la Autoridad Portuaria tiene anualmente la obligación de hacer trabajos de draga del canal del puerto, unas labores que suponen un coste estimado de aproximadamente 40.000 euros. Para la Confluencia la lectura que se extrae de esta situación es evidente: “la construcción de las escolleras es una obra incomprensible, agresiva con el entorno e innecesaria que lo único que ha generado desde el primer momento ha sido rechazo y unos gastos enormes de inversión perdida”.

Concentración contra las escolleras de La Magdalena

Participación abierta

La Confluencia aboga por formar una mesa social en la que se cuente con la representación necesaria que asegure la participación abierta, tanto de los movimientos sociales como de los científicos y técnicos, y así buscar una solución integral en la bahía.

Desde Unidas por Santander se valora enormemente la ensenada de la Magdalena-Peligros como uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad y del municipio de Santander así como de la bahía. Al respecto, las propuestas de la Confluencia están basadas en el fomento de un turismo cultural y ambiental que motiven la elección de Santander como un destino donde poder disfrutar del entorno natural del municipio en todo su esplendor.

Compártelo en las Redes



Comentar

Si no introduces tu nombre, el comentario aparecerá publicado por Anónimo.