Utilizamos Cookies de terceros para realizar análisis estadísticos. Aceptas esto si continúas navegando por nuestra web.OK | +INFO

Unidas por Santander ve en el proyecto de reforma del malecón de Puertochico un “despropósito” fruto de “planificar sin plan alguno”

  • La Confluencia asevera que las grandes obras de “decoración” no son la prioridad de los barrios de la ciudad.

Desde Unidas por Santander, la coalición formada por Izquierda Unida, Podemos, Santander Sí Puede y Equo, muestran su total desacuerdo con la propuesta municipal del Partido Popular de la reforma planteada para el entorno del malecón de Puertochico. La Confluencia incide en la gravedad del hecho de que “Santander no tenga Plan de Ordenación Urbana en estos momentos”.   

Desde Unidas por Santander, Ainara Bezanilla, sostiene que: “No es una situación nueva, se remonta a varios años atrás. Exactamente seis años son los que han pasado desde que el PGOU fue anulado. Desde entonces, nos movemos en una ‘suerte de limbo’ en el cual las modificaciones puntuales al planeamiento de 1997 son recurrentes”. Bezanilla asevera que: “Esta nueva infografía de Puertochico de nuestra alcaldesa actual no deja de ser más de lo mismo, más de lo que no nos hemos hartado de reivindicar en estos años de legislatura: las modificaciones a un plan obsoleto no dejan de ser parches parciales que no construyen ciudad y que dificultan una visión global de la ciudad que queremos y que necesitamos”.

Unidas por Santander se queja de que “las grandes obras de decoración no son la prioridad de los barrios de la ciudad”. La Confluencia alega que “no todo se concentra en el frente marítimo ni mucho menos, ni en tratar a Santander como si de un escaparate se tratara de espaldas a las necesidades ya detectadas y que un planeamiento debiera reflejar”.

Desde Unidas por Santander, Ainara Bezanilla, asevera: “Señora Igual, centrémonos en acelerar la presentación y aprobación del plan. Dejemos a los técnicos en urbanismo desarrollar su trabajo y que el PGOU pueda salir adelante lo antes posible sin que los parches de pompa e inauguración cieguen sus ojos electorales”.

Necesidad de un nuevo PGOU

Unidas por Santander defiende un nuevo Plan General de Ordenación Urbana que apueste por los principios básicos del urbanismo social. La Confluencia cree prioritario conservar la identidad de la ciudad, más allá de la uniformidad que está caracterizando las reformas urbanas de los últimos tiempos.

Unidas por Santander quiere una ciudad de verdad, donde el mobiliario urbano, la iluminación y el diseño se correspondan y se piensen exprofeso para Santander, no para cualquier otra ciudad del mundo olvidando la idiosincrasia particular de la urbe.

Unidas por Santander sostiene la necesidad de consolidar y priorizar  la red de transporte colectivo interconectando los diferentes servicios con las áreas más alejadas. Asimismo destaca como algo vital “proteger y priorizar los espacios verdes dentro del área metropolitana”, sin olvidar su mantenimiento ni convertirlos en jardines de exposición que poco tienen que ver con las necesidades ciudadanas de expansión, recreo y reunión.

Respetar los barrios y sus características personales es la piedra angular del programa de Unidas por Santander ya que desde la coalición apuntan que “no todos los barrios tienen las mismas necesidades ni las mismas prioridades pero está claro que todos precisan de unos servicios mínimos asistenciales”. La Confluencia trabajará por una fácil movilidad y acceso entre todos los barrios.

Las prioridades de Santander

Para Unidas por Santander hay muchos asuntos pendientes como para “frivolizar” con el proyecto presentado en Puertochico. La Confluencia insiste en que lo que más urge  es que “la ciudad sepa mantener sus empleos, que no descentralice los mismos y convierta sus calles en meros lugares de tránsito”.

Unidas por Santander quiere que se tenga una visión global y a largo plazo y que se acaben los “parches” que no hacen más que “enturbiar” la visión de la ciudad que se merecen los santanderinos. La Confluencia  rechaza que las actuaciones se hagan de modo aislado puesto que “ningún movimiento en la ciudad es independiente”.

La coalición afirma que se muestra a favor peatonalizar calles pero “no de cualquier manera”. Para llevar a cabo actuaciones así, Unidas por Santander puntualiza que “se debe redirigir el tráfico satisfactoriamente y no siempre actuar sobre las calles comerciales”. ¿Qué tal peatonalizar las calles de acceso a las escuelas? ¿Queremos tan solo un urbanismo económico o para las personas? Esas son las preguntas que poner sobre la mesa la Confluencia.

Unidas por Santander busca que haya una real cultura de ciudad. Una ciudad donde todos los sectores de la sociedad se sientan escuchados y valorados. Una ciudad donde la visión colectiva de la misma prime, dando voz y voto a todas las realidades que la componen.

Unidas por Santander quiere un urbanismo amable, deseable, que fomente las calles como lugar de encuentro. Una ciudad que responda a las necesidades de todos y que se construya entre todos.

Compártelo en las Redes



Comentar

Si no introduces tu nombre, el comentario aparecerá publicado por Anónimo.